Traductor Idiomas

viernes, 19 de julio de 2013

El Sargento Stubby.

...Hace unos días navegando por internet encontré una historia realmente heroica que me cautivó y que a continuación os relato. Ni que decir tiene que las imágenes son encontradas en la red ya que en los años en qué acontecierón los hechos nosotros  ni siquiera existíamos.

 
Os presento a Stubby, el perro más condecorado de toda la I Guerra Mundial y el único animal ascendido a sargento por méritos en combate. Sirvió en la 26ª  división de la compañía 102 de infantería  del ejército de los EEUU. Todo un héroe.
 
 
En 1917 John Robert Conroy entrenaba por los alrededores del campus de Yale en la ciudad de New Haven del estado de Connecticut, junto al resto de la 26ª  división de la compañia 102 de infantería de los EEUU cuando hayó a un cachorro abandonado de pit bull-terrier, se compadeció de éste y lo adoptó, llamándolo Stubby que significa  rechoncho...
 

Al estallar la I Guerra Mundial Conroy embarcó con destino  a Francia llevando al animal consigo de polizón, dado que estaba prohibido. Stubby entró por primera vez en combate en 1918, durante más de un mes estuvo bajo el fuego enemigo. Permaneció en Francia 18 meses durante los cuales participó en 4 ofensivas y 17 batallas, siendo siempre el primero en saltar de las trincheras al campo de batalla. Fué herido en el pecho y pata por una granada enemiga, siendo enviándo a retaguardia para que lo curasen en el hospital de campaña, convirtiéndose en la mascota del hospital y levantando la moral de los heridos. Sanó y volvió al frente siendo recibido con alegría por sus  compañeros...
 
 
Stubby poseía grandes habilidades. Con su fino oído detectaba los obuses mucho antes de que aparecíesen y gracias a su increible olfato los ataques de gas o bombas químicas, él mismo había sido gaseado en una ocasión. En ambos casos  alertaba a sus compañeros con sus ladridos, éstos tomaban las medidas oportunas y de éste modo se salvarón muchas vidas inocentes. También era único localizando a los heridos atrapados, siendo capaz de diferenciar los ingleses de los alemanes.
Capturó a un espía alemán que inspeccionaba las líneas inglesas y le valió su ascenso a sargento, y en Paris salvó a una niña de ser atropellada.
 
 
Posee una larga lista de condecoraciones y reseñas especiales, siendo invitado de honor en dos ocasiones a la casa blanca. 

 
Participaba en los desfiles.


 

Al finalizar la guerra un grupo de mujeres francesas  regalarón a Stubby un abrigo en donde colgarón  sus condecoraciones: cuatro medallas concedidas por la república francesa y un corazón púrpura de los EEUU.   Una vez retirado del ejército, recibió honores de la Cruz Roja Americana, de la Sociedad Protectora de Animales, de la Legión Americana y la YMCA.
 

Murió en 1926 en los brazos de su dueño Conroy. Su cuerpo fué disecado y se conserva en la actualidad en el museo Smithsonian.

 
Posee una placa en su honor en el Liberty Memorial, el monumento  a los caídos de la I Guerra Mundial.
 
 
 
 


domingo, 7 de julio de 2013

Buffet.

Os presento una auténtica obra de arte, se trata de esculturas talladas con unos materiales algo diferentes,  tales como mantequilla, hielo, fruta, chocolate, ibéricos... estas fotografías fueron tomadas durante unas vacaciones por el mediterráneo, organizarón  un buffet y este fué el resultado.